“La misma bolsa que comprás acá, la podés comprar en otro negocio, nuestro diferencial es la atención al cliente”

En tiempos donde los “mostradores tecnológicos” despersonalizan la relación con el cliente, el joven empresario tiene claro la ventaja competitiva de la histórica empresa familiar. Información calificada para los que tienen que construir en los próximos meses

Compartir:

Ezequiel Messineo (35) es la tercera generación de una familia dedicada a la venta de materiales de construcción. Su abuelo se estableció en Funes en la década del 60 y desde esos años el apellido comenzó a instalarse como marca referente del sector.

Vivió su adolescencia como un espectador privilegiado de la transformación de la ciudad, a partir de la “finalización de la Autopista y la llegada de los primeros barrios cerrados”, marca con precisión el joven empresario que creció y aprendió del negocio, rodeado de ladrillos y bolsas de cemento.

Con la experiencia de los que pintan canas, tiene totalmente incorporado los avatares de la economía argentina, el vértigo de esta montaña rusa que desafía a diario, tras cada operación comercial. 

De trato afable, su personalidad transparenta “humanidad”, herramientas natas que vuelca en su empresa y hacen ese gran diferencial en tiempos donde los “mostradores tecnológicos” despersonalizan la relación con el cliente.

¿Cómo estás viviendo la expansión de Funes?

Ir atrás de este boom de la construcción que vive la ciudad no es fácil, no es fácil porque la demanda está superando ampliamente a la oferta, que ahora se está acomodando a este nivel de pedidos. No es fácil, porque además nos caracterizamos por la entrega inmediata, prefiero perder una venta a no poder cumplir con un plazo de entrega.

A todo esto se agrega el tema logístico, Funes tiene ahora otra normativa para descargar material que tiene que ver justamente con este crecimiento. 

¿Cómo se puede capitalizar ese crecimiento frente a tu competencia?

Somos una empresa de servicios. La misma bolsa que comprás acá la podés comprar en otro negocio, nuestro diferencial es la atención al cliente, sea corporativo o aquel que viene a comprar de a partes para construir su casa.

Desarrollamos la atención al cliente, entregamos en forma inmediata y no cobramos fletes cuando todos lo hacen, y cuando tenés un problema estamos siempre. Como te dije, podríamos vender más, pero nuestra regla es cumplirle al cliente.

DCIM104GOPRO

Muchos colegas afirman que hoy no hay precio, que la espiralización de la inflación, agravada por las elecciones dificultan la compra a proveedores, aún adelantando pagos. ¿Cuál es tu situación con el acopio de materiales?

A veces pierdo, pero privilegio el servicio, cumplir al cliente.

Si venís porque necesitás hacer un acopio de tres millones de pesos para una obra que iniciás a fin de año, te digo que sí. Luego veo cómo me arreglo a fin de año para cumplirte a pesar de los movimientos de precios. Si el cemento se fue a las nubes, no te voy a llamar para decirte “vení a buscar la plata”. 

Recuerdo el año 2009 con la micro devaluación de Axel Kicillof, hubo una semana que nadie quería hacer nada, pero nosotros a los tres, cuatro días comenzamos a vender. 

Si el cemento se fue a las nubes, no te voy a llamar para decirte ‘vení a buscar la plata'”.

¿En este momento tan particular, con el dólar paralelo que no encuentra techo, tenés precio?

Sí, tengo precio para poder vender, así dentro de dos meses, como ya comenté, tenga que asumir un costo superior. Ese es mi problema, no se lo puedo trasladar al cliente. 

¿Tu proveedor te entrega a tiempo la mercadería?

Nunca sabés lo que puede pasar de acá a unos meses. 

En julio del año pasado, en plena pandemia explotó todo, la gente se quería sacar la plata de encima y comenzó a comprar materiales con lo cual nosotros comenzamos a acopiar fuertemente. Hicimos por ejemplo una compra de ladrillos huecos a una empresa de Buenos Aires y ¿sabés cuándo nos terminaron de entregar? Hace un mes y medio.

¿Te gustaría emprender algún desarrollo urbano?

Me sacaría de mi eje, de mi negocio, que es muy personalizado. 

Hablás permanentemente de la atención personalizada, ¿esa estrategia no te pone un techo de crecimiento?

Queremos diferenciarnos por la atención personalizada al cliente, de otra forma no sería nuestra empresa

Obvio que hemos agrandado nuestra estructura, el año pasado instalamos un call center y contratamos personal. Funes ha crecido mucho y necesitamos ese servicio. 

Compramos la franquicia de Pinturería del Centro, negocio que está pegado al nuestro y lo tenemos como una unidad de negocios aparte.

Estando tan familiarizado con los costos de materiales y los precios de las tierras en Funes ¿Sigue conveniendo construir?

En su momento, aquel que compró en pozo un terreno en un barrio cerrado,  lo esperó e hizo su casa, logró una inversión que no se compara con nada. 

Hoy creo que los precios están un poco por las nubes producto de la gran demanda. Es un fenómeno muy particular, incomparable con otras localidades.

La calidad de servicios que tienen los barrios cerrados en Funes, con cloacas, su infraestructura, no lo ves en otro lado.

“No hay incentivos para producir si el gobierno pretende congelar precios. Es el tema de siempre”.

¿Cómo viene la cadena de pagos? ¿te vienen muchos cheques de vuelta?

Hasta ahora los únicos cheques que nos vienen de vuelta son porque se olvidan de cobrarlo 

Somos muy conscientes de que es una situación atípica. Tenemos muy pocas cuentas corrientes y los cheques a plazo son con clientes conocidos. Hemos aprendido a través del tiempo.

¿Qué pensás que pueda pasar en los próximos meses con el abastecimiento de materiales? 

Creo que habrá faltante.

¿Lo decís porque no hay precios?

Porque no hay incentivos para producir si el gobierno pretende congelar precios. Es el tema de siempre

Otras Noticias