Con el 70% de la primer etapa vendida, Fisherton Park planifica terminarla en un año

El condominio más glamoroso de Fisherton también encontró compradores en Funes.

Compartir:

El desarrollo inmobiliario que diseñó el prestigioso arquitecto internacional Carlos Ott en Rosario, el Fisherton Park, continúa con un buen ritmo de obra y comercialización, pese a que en el primer semestre del año hubo nuevos confinamientos por la pandemia del covid-19. 

“Venimos bien”, destacó, en diálogo con El Occidental, Gabriel Pérez, quien junto con Dix Desarrollos Urbanísticos, Tiguan S.A. (constructora), Orengo & Asco (ingeniería estructuralista), Mascetti & Lavarello (arquitectura), Estudio Ott (proyectista), Argüelles-Rossetti y P+P Negocios Inmobiliarios (comercialización), llevan adelante el emprendimiento en calle Brassey 8061.

Concretamente, la etapa 1, que refiere a los edificios que se levantan sobre Brassey, ya se finalizó el hormigón y se están ejecutando las tareas de albañilería y mampostería, al tiempo que en la etapa 2 (sobre calle Tarragona), ya fueron colocados los cimientos y ahora avanzan con la losa del primer subsuelo. “Llevamos un buen ritmo de obra”, enfatizó Pérez. 

Cabe mencionar que se trata de un emprendimiento premium, que consta de planta baja y dos niveles, con 45 unidades de 1, 2 y 3 dormitorios, más subsuelos con cocheras, pileta, sauna, solárium, quincho y gimnasio. 

Al momento, la etapa 1 lleva más del 70% ya vendido y planifican terminarla en un año, mientras que el proyecto en su totalidad, es decir, contemplando la etapa 2, que recién se lanzó al mercado, lleva el 50% comercializado. “Estamos teniendo buenos precios y buen volumen de comercialización”, resaltó Pérez. 

El empresario indicó que si bien al principio, la demanda respondía más a un público inversor, hoy se ha focalizado más en el consumidor final, con muchas parejas jóvenes tanto de Rosario como de Funes y la región, que “buscan espacios y jardines más generosos, con lugares para home office”, remarcó Pérez y ponderó la ubicación, el diseño y la calidad del desarrollo, que lleva el sello de Ott en la ciudad. 

De hecho, en relación a las dimensiones del emprendimiento, todos los departamentos están diseñados con baño en suite, amplios ambientes y balcones individuales. Incluso, la unidad más pequeña posee 87 metros cuadrados y el 90% de los departamentos son pasantes de norte a sur o este-oeste

Además, Fisherton Park destinará 3.000 metros para un jardín común en un terreno de 7.000 metros totales y las unidades de PB tendrán jardines propios, mientras que las de los niveles 1 y 2 contarán con terrazas individuales.

 

Otras Noticias