Calmo: Así se llama el sello comercial del Loteo Angelomé

La marca registrada toma cuerpo a través del creativo Sebastián Abramovich

Compartir:

Como la escenografía de una gran ópera, se van corriendo telones que descubren una nueva etapa de una obra que ahora tiene su sello comercial: Calmo. Esta es la marca ya registrada que identifica el proyecto anteriormente conocido como Barrio Abierto Angelomé.

El arte y el nombre mismo de la marca fue una creación del publicista Sebastián Abramovich, quien explicó a El Occidental: “El gran diferencial de la gente que busca vivir en Funes, frente a otras áreas “desmetropolizadas”, es haber logrado identificarse con la calma, la seguridad y los espacios verdes, manteniendo un nivel de armonía civil digno que el proyecto tome el nombre de “Calmo”. 

Mientras que la maquinaria pesada de la empresa Obring realiza los movimientos de suelo, abriendo las calles del gran nodo comercial, con varios acuerdos cerrados y otros en la grilla en plena etapa de definiciones.

Sus proyectistas aclararon a este medio que el proceso de selección de primeras marcas que buscan desembarcar en Funes, incluso franquicias porteñas que aún no tocaron suelo rosarino, tiene que ver con la “sintonía fina para que cada espacio comercial sea un conjunto de marcas acordes a su rubro. Hay un gran espacio central ligado a lo gastronómico, como otro que perfila como área de servicios profesionales relacionada a la salud, con un importante lote que tiene por dueño al reconocido oftalmólogo Matko Vidosevich, Director de MICRO -Microcirugía Ocular Rosario-.

Otras Noticias