Crucijuegos presenta su nueva App de realidad aumentada: CruciAR

El encargado de comercio exterior Nicolás Arroyo dio detalles del salto de calidad tecnológica que propone la empresa que está presente en Funes

Compartir:

La empresa Crucijuegos se instaló fuertemente en el mercado con sus juegos en plazas públicas o espacios privados. Dando cuenta del avance de la tecnología, desde el seno de la firma apostaron una aplicación libre y gratuita para llevar realidad aumentada a cada particular u organismo público y, así, visualizar cómo transformaría el lugar la llegada de sus productos. El Occidental dialogó con Nicolás Arroyo, encargado de comercio exterior, de investigación y desarrollo de la empresa, que dio detalles de esta nueva forma de interactuar con sus clientes única en Latinoamérica.

Arroyo remarcó el crecimiento de la tecnología en áreas que estaban distantes como los parques de juegos y por eso contempló que “las próximas versiones de juegos van a tener que estar actualizadas a las nuevas generaciones de chicos que están muy cercanas a la virtualidad”.

A partir de allí, la empresa entendió que la tecnología podría mejorar el primer contacto con el cliente. Así nació la aplicación CruciAR, una app de realidad aumentada, donde cada usuario podrá ver cómo queda un producto en un lugar determinado. “Ese nudo que teníamos entre alguien que nos pide la transformación de un espacio y cómo quedará ya no existe”, señaló Arroyo y agregó: “Ahora van a poder dimensionar cómo quedará la zona con los productos nuevos”.

El empresario reveló que muchas consultas de clientes privados buscan implementar un producto pensando para el espacio público y abierto. Por lo que la realidad aumentada “le mostrará el volumen real” y al “querer implementarlo en tu jardín podrás notar si cabe o no”. “Nos ahorramos mucho en explicación y la gente puede ver las diferencias”, explicó.

La aplicación está disponible tanto en Play Store como Apple Store, tendrá la mayoría del catálogo de Crucijuegos y algunas novedades para playground seco o acuático.

“Esto nos resuelve un montón de idas y vueltas entre arquitectos y diseñadores, para darle una visión al cliente y agilizar la implementación del producto”, apuntó el empresario y, al resolver técnicamente una etapa, entendió que se “abre otra a la próxima generación de juegos para el espacio público”.

En esta línea, contó que empresas europeas y estadounidenses ya se integraron a un sistema donde invitan al adulto y al niño a interactuar virtualmente en espacios públicos. “Imaginate un cuento que empieza en una aplicación y terminan buscando al personaje en la plaza más cercana con realidad aumentada”, manifestó Arroyo y rápidamente sumó: “Así se hace interactuar al padre con el niño en un espacio abierto”.

Además de la interacción con la app, Crucijuegos invita a los usuarios a marcar “georreferencias” como “la mejor plaza” y que “la gente lo pueda decidir mediante votación” o bien “buscar crear una plaza” con la implementación de “dos o tres juegos, lo sube a las redes y la gente vota para que lo vean los intendentes”.

La app CruciAR llega de la mano de Zafirus, una empresa que hace desarrollo de tecnología para compañías. La puesta a punto junto a la firma rosarina llevó unos seis meses.

Crucijuegos apela a un alcance continental y deja que sea libre y gratuita para cualquier parte del mundo. “Nuestra idea es que nuestros distribuidores en Latinoamérica puedan tenerlo y generar sus propios proyectos, ejemplo: un arquitecto en Colombia lo presente ante el municipio y se instalen allí”.

Otras Noticias