“Queremos convertir a Roldán en un espacio amigable con la inversión privada”

Calificando la gestión de Pedretti como una “máquina de impedir” que acumuló innumerables juicios con desarrolladores, el intendente electo mira a Funes como un modelo a imitar.

Compartir:

El radical Daniel Escalante, odontólogo de profesión, fue quien puso fin a más de 20 años de “reinado” del Justicialista José María Pedretti, en la ciudad de Roldán. 

El flamante intendente, integrante de la fuerza Juntos por el Cambio, dialogó con El Occidental, sobre la impronta que pretende convertir a Roldán en una ciudad más conectada con Funes y abierta a las inversiones privadas que apuntan al Oeste como zona estratégica para hacer negocios.

¿Cómo encontró las cuentas públicas?

Aún no las “encontré”. El primer día hábil luego de las elecciones solicitamos un informe al ejecutivo saliente que incluye entre otros puntos el estado de cuentas en los bancos, deudas, juicios, el estado de ingresos del municipio y toda la información para poder armar una auditoría jurídico-contable. 

Gobernará con un Concejo opositor, ¿verdad?

Son cuatro concejales opositores y dos oficialistas. 

¿Lo limita mucho?

Obliga a gobernar en el consenso, no lo veo como un impedimento. 

¿Por qué cree que destronó a un histórico como Pedretti?

Fui candidato a intendente en el 2013, pero quizás con el auge del Kirchnerismo, la gente no me vió en ese momento con la fuerza para gobernar la ciudad. Pero pasaron 20 años, se acumularon muchos vicios en una ciudad atacada por la inseguridad, desordenada, con un tránsito vehicular caótico, sin prestación de servicios y donde el ejecutivo fue parte del problema. 

Propusimos una agenda de soluciones, la gente dijo entonces basta y votó por nosotros.

¿Cómo explica el contraste tan notable entre el crecimiento de la inversión privada de Funes y el estancamiento de Roldán?

La cercanía de Funes a Rosario es una ventaja. 

Recuerdo que de chico, en la década del ‘70 veía cómo la gente comenzaba a optar por Funes para establecer su casa de fin de semana.

“Pasaron 20 años, se acumularon muchos vicios en una ciudad atacada por la inseguridad, desordenada, con un tránsito vehicular caótico, sin prestación de servicios y donde el ejecutivo fue parte del problema”. 

Pero podríamos decir que son dos ciudades contiguas, hasta cuesta visualizar el límite que las separa, hay una continuidad de la traza urbana. ¿Le parece que la distancia sea determinante?

Además una gestión tan larga comenzó a convertirse en una máquina de impedir. La relación con los desarrolladores inmobiliarios terminó siendo muy mala, en muchos casos terminaba en juicio, nunca terminaba bien. Roldán tiene causas judiciales importantes. 

Otro claro ejemplo es el parque industrial. Durante mucho tiempo, muchos inversores se agarraban la cabeza porque habían comprado un lote en un parque sin servicios que les imposibilitaba instalar su empresa.

La suma de esos factores convirtió a Roldán en una ciudad sin reglas claras.

Nosotros queremos salir de esa lógica, queremos convertir a Roldán en un espacio amigable con la inversión privada, no sólo del sector inmobiliario sino con otros sectores productivos.

“La relación con los desarrolladores inmobiliarios terminó siendo muy mala, en muchos casos terminaba en juicio, nunca terminaba bien. Roldán tiene causas judiciales importantes”. 

Con poca inversión privada, por el momento y como consecuencia, sin contar con el recurso de la plusvalía ¿Cómo afrontará la obra pública?

En la época de la gestión de Julio De Vido como Ministro de Planificación Federal -pleno auge Kirchnerista- Roldán recibió muchos fondos para pavimentar calles debido a su estrecha relación con Pedretti.

Nosotros debemos copiar los buenos resultados de Funes recurriendo a la inversión privada que genera plusvalía, administrando bien esos recursos. Pero además debemos recurrir a otras herramientas como lo son los subsidios de provincia y nación y la Contribución de Mejoras.

Los fondos de provincia y nación con gobiernos de signo contrario no lucen muy seguros. ¿Cómo se encara la solución “intra muros” con la Contribución de Mejoras?

Con la confianza que genere nuestra administración. Es un tema de gestión. Hay muchas mejoras que quieren hacer los vecinos y ésta es una herramienta donde el municipio puede encarar obras con la contribución de la gente. 

“Nosotros debemos copiar los buenos resultados de Funes recurriendo a la inversión privada que genera plusvalía”.

¿Tiene diálogo con el intendente de Funes? ¿Qué aspira de esa relación?

Tenemos que trabajar las dos ciudades como unidad, por caso, la salud pública. Sueño con un hospital zonal para Funes y Roldán que puede estar en el límite de ambas. 

Lo conozco a Santacroce (Rolvider) porque hemos sido concejales y compartimos algunas reuniones en el ECOM (Ente de Coordinación Metropolitana) y algunas jornadas de capacitación. Pero ahora, por el momento, no he tenido aún contacto, aunque creo que tenemos que trabajar en conjunto.

Otras Noticias