Próxima a terminar las obras de Vida Lagoon y Calmo, la “todo terreno” Obring se posiciona fuerte en Funes

Repasamos con Franco Gagliardo, su titular, los trabajos que la constructora encara en el sector público y privado

Compartir:
Franco Gagliardo, Presidente Obring SA

Franco Gagliardo, junto a su hermano Pablo, son los grandes pilares de la constructora Obring, cuyas principales unidades de negocio son el desarrollo de proyectos urbanísticos e inmobiliarios y la construcción de obras públicas y privadas, propias y de terceros, con alto grado de diversificación.

La sofisticada estructura “todo terreno” le ha permitido así, desplegar una fuerte presencia en una ciudad que se encuentra en su máximo histórico de desarrollos urbanos y de obra pública, producto de la plusvalía que los primeros aportan.

En diálogo con El Occidental, Franco Gagliardo repasa los trabajos de la empresa en la Funes y el vecino barrio de Fisherton:

“Estamos terminando las obras de infraestructura de Los Pasos, que involucran pavimentación de calles, cloacas, iluminación e instalación de gas, entre otros trabajos”, inicia el titular de la constructora dueña de un macrolote en la zona, sobre el cual asegura idean “futuros proyectos residenciales”.

Entrando ya en Funes, la escala de obras toma una significativa dimensión, comenzando con los trabajos que Obring desarrolla junto a Edeca y Brayco, en Ciudad Industria: “Todas los trabajos adquieren una gran escala, desde kilómetros de calles de tránsito pesado con bicisendas a imponentes obras hidráulicas”. Cruzando la autopista, en el ingreso a la ciudad, la empresa de Gagliardo se encuentra en la última etapa de sus trabajos en Calmo, el nodo comercial que impulsa el empresario Gerardo Glusman: “Estimamos terminar las obras en un par de meses que incluyen apertura de calles, red de gas, iluminación, etc. También estamos muy enfocados en los trabajos que realizamos junto a Edeca en el barrio Vida Lagoon”, prosigue el ingeniero explicando  las tareas de movimientos de suelo, la construcción de la laguna de 23.300 metros cuadrados y las calles internas. Sobre esto último Gagliardo estimó: “la obra de pavimento estará terminada para agosto-septiembre”.

En cuanto a obra pública el empresario enumeró: “Pavimentamos muchas cuadras en la ciudad, toda la calle San José, también sobre Houssay, otra arteria neurálgica, así como el centro histórico de Funes. Estamos en plena ejecución del último tramo de Av Fuerza Aérea entre lo que será el al nuevo barrio cerrado de Rosental Inversiones – Rossetti Desarrollos Urbanos y Don Mateo en pleno crecimiento”

Por último, en cuanto a obra privada Obring Arquitectura levanta ABRA frente a los Funes Hills, sobre calle Los Girasoles al 3100. Un condominio de casas construidas en concreto, un sello distintivo de la empresa. Se trata específicamente de 16 casas de 3 dormitorios con pileta en terrenos individuales de 180m2 y 2 casas de 4 dormitorios en terrenos de 240m2. Con parquización en espacios comunes y viviendas e ingreso vehicular con portón automatizado. Proyecto en ejecución y plena etapa de pre venta. 

“A Funes le resta un desafío”

Finalizando, el constructor que ha acompañado la génesis de muchas ciudades, compartió su mirada estratégica: “A funes le resta un gran desafío, su conectividad con Rosario, hay que cuidar ese vínculo vial, a través de un transporte público eficiente, con una autopista con tercer carril y las colectoras pavimentadas”. 

 

Otras Noticias