“Si la economía lo permite” el área de internación de GO Sanatorio Funes, estaría operativa en 12 meses

Grupo Oroño avanza con la última etapa del nosocomio, ratifica el proyecto del centro médico en el Jockey Club y reevalúa nuevos lanzamientos en función de la evolución del país.

Compartir:

La alarmante incertidumbre nacional no sólo se traduce en falta de precios o insumos para producir -que ya es grave-, sino también en el freno que les imprime a procesos de inversión y expansión como el que está llevando adelante Grupo Oroño en la ciudad, con diseño de nuevos proyectos y soluciones en términos de salud.

“El retraso de los aranceles, con desfasajes que rondan el 40%, y el crecimiento de la tasa de uso de los servicios por el covid han impactado fuertemente en el sector, tanto prestadores como financiadores, por lo que estamos transitando un momento complejo”, afirmó a El Occidental Nicolás Villavicencio, presidente del GO Sanatorio Funes.

Esta complejidad se ve agravada, de acuerdo con el directivo de la compañía médica, por el aceleramiento de la inflación mensual, que determina “abruptas subidas de costos”, mientras transcurren entre 60 y 90 días desde que se realiza la prestación y se cobra la misma. Además, las restricciones para importar demoran compras de insumos y/o equipamiento, siendo que, algunos, incluso, “son entregados por proveedores con remitos”, indicó. A ello se le suma que se trata de un sector regulado por el Estado.

De esta manera, Villavicencio reflexionó: “Debemos repensar, entre otras cosas, el sistema actual de salud y cómo financiarlo, porque, en un mundo donde la expectativa de vida se extendió 10 años en los últimos 50, las fuentes de financiamiento no han cambiado”.

 

CONTINUIDAD DE PROYECTOS

Si bien Villavicencio apuntó que aquellos proyectos de Grupo Oroño que están en carpeta “serán reevaluados” y se lanzarán o aplazarán “dependiendo de la evolución económica”, ratificó que tanto el GO Sanatorio Funes como el Centro Médico que se instalará en el Jockey Club “seguirán avanzando”.

En relación al primer hospital privado de la ciudad, recientemente el Grupo presentó la iniciación de las obras para la tercera y última etapa, que es el área de Internación, que dispondrá de unos 2.000 m2 (sobre un total de 5.500 m2 que demandó el Sanatorio sobre un predio de 7.000 m2). “Si la economía del país lo permite, tenemos intención de ponerla operativa en 12 meses”, adelantó Villavicencio y destacó: “El contexto es adverso, pero contamos con un muy buen equipo de trabajo”.

De hecho, remarcó que el Sanatorio viene “creciendo sostenidamente”, recordó que en junio, se inauguró el servicio de Urgencias “con gran receptividad” y subrayó que también días atrás, entró en funcionamiento una nueva ala del edificio, que sumó 7 nuevos consultorios, a los que se incorporaron 23 nuevos profesionales de diferentes especialidades.

Consultado, justamente, por la búsqueda de personal calificado que había iniciado Grupo Oroño para ocupar más de 40 posiciones en el nuevo hospital privado, Villavicencio aseveró que lograron completar “gran parte de la nómina con recursos humanos de Funes” y añadió que solo “unas pocas posiciones debieron ser resueltas con agentes de Rosario dada la especificidad de la posición a cubrir”.

Por otra parte, la clínica que funcionará en el Jockey Club, estará ubicada detrás de la piscina cubierta, en la planta baja, y contará con un ingreso interior para socios y otro por calle Wilde para no socios. Según había explicado a este medio el presidente de Grupo, Roberto Villavicencio, meses atrás, estará orientada al control de las actividades deportivas del Club, fundamentalmente, y tendrá una capacidad aproximada para atender 100 personas diarias.

La obra constará de 395 m2 cubiertos y 514 m2 totales, e incluirá dos salas de ergometría, una sala de ecografía, cuatro consultorios médicos destinados a prácticas clínicas, pediatría, traumatología, una sala de rayos X, sala de yeso, una sala de shock-room y sutura, además de laboratorio de análisis clínico con box de extracción. Se estima que generará entre 25 y 30 empleos, considerando personal médico y no médico.

 

 

Otras Noticias