Andrés Ríos y Juan Carlos Rossetti asumieron la conducción de la comisión directiva de los bomberos voluntarios

Entre los nuevos objetivos destacan aumentar la cantidad de efectivos, mejorar las autobombas y sus instalaciones

Compartir:

El cuerpo de bomberos voluntarios de Funes renovó la totalidad de su comisión directiva. Entre sus nuevos integrantes, destacan los nombres de Juan Carlos Rosetti, CEO de Rossetti Desarrollos Urbanos, y Andrés Ríos, titular de la cadena de heladerías Río. Con poco más de una semana en el cargo, analizaron las principales necesidades de la institución, entre ellas, una mayor cantidad de candidatos a integrar la fuerza, mejorar las autobombas y la infraestructura del cuartel.

“Vimos la situación de los bomberos y tomamos la decisión de ayudar y colaborar. Es el único objetivo”, expresó Ríos en una charla con este medio. El cuerpo de bomberos está dividido en dos partes principales: un cuerpo activo y un cuerpo directivo. De acuerdo con el empresario, la idea de la nueva comisión será agilizar la obtención de colaboraciones y apoyo para el primero de estos, es decir, el encargado de las distintas intervenciones.

Actualmente, Funes cuenta con la mitad de los efectivos necesarios para brindar una cobertura adecuada a toda la población. Es por eso que aumentar el tamaño del cuerpo activo es una prioridad para las autoridades. Sin embargo, el actual jefe de bomberos, Juan Mersko, explicó que corregir esta falencia no puede lograrse a corto plazo. Antes de que un agente pueda comenzar a trabajar, requiere de seis meses de antigüedad en la fuerza y un extenso proceso de capacitación que puede extenderse por un año y medio o dos años.

Idealmente, la ciudad debería tener unos 40 agentes para cubrir las tres o cuatro salidas diarias que deben realizar. “No tenemos turnos. Acá hay gente que trabaja en Funes y que tiene la posibilidad de salir de su trabajo en caso de que surja una emergencia”, explicó Mersko. “Realmente es algo que se tiene que hacer del corazón”, enfatizó.

Por otro lado, la adquisición de equipamiento y la mejora de la infraestructura del cuartel también son puntos delicados. Actualmente, un traje estructural, la ropa que utilizan habitualmente los bomberos, tiene un costo de 250 mil pesos.

 

En cuanto a la llegada de la nueva comisión, cabe destacar que es la primera vez que se da una renovación total. Ocurre que por la pandemia se pospuso la llegada de nuevos titulares que habitualmente se hacía cada dos años. En total, ingresaron doce nuevas personas con Ríos como presidente y Juan Carlos Rossetti como vice.

 

Otras Noticias